Un juzgado reconoce el ‘codo de tenista’ como enfermedad profesional a una trabajadora de un comedor escolar

M.V.H.M. es ayudante de cocina en un centro escolar de Portugalete (Bizkaia) en el que se elaboran un total de 1.450 menús diarios, que se sirven cada media hora hasta completar cuatro turnos. Esta trabajadora estuvo cinco meses de baja médica, tras ser diagnosticada con una epicondilitis —también conocida como codo de tenista— que su médico consideró que podía tener origen laboral. Pero el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) estimó que se trataba de una dolencia común y le denegó su solicitud para que se le reconociera una enfermedad profesional, cuya prestación, entre otras cosas, es superior a la que se abona por patologías comunes. Sin embargo, el Juzgado de lo Social número 1 de Bilbao ha emitido una sentencia en la que reconoce que el periodo de baja médica de cinco meses que ha tenido esta trabajadora con diagnóstico de epicondilitis fue una enfermedad profesional.

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta