Sudáfrica encuentra la grieta de Inglaterra y jugará la final del Mundial de rugby contra Nueva Zelanda

Una semana después de ganar un partido de leyenda ante Francia, Sudáfrica se puso este sábado el mono de trabajo para meterse en la final y, de paso, convertirse en la bestia negra de Inglaterra, a la que eliminó por cuarta vez en los últimos 24 años. Fue una derrota (15-16) más que honrosa para una selección que ha pasado en seis semanas de combinado de piedra a semifinalista respondón. Pero los Springboks encontraron la grieta y jugarán el próximo sábado el partido del siglo ante Nueva Zelanda: los dos tricampeones en busca del cuarto título.

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta