Peligros, dilemas éticos y extremismo: un documentalista empotrado entre los talibanes

Mientras todos se marchaban, Ibrahim Nash’at llegó. Su misión empezaba, al fin y al cabo, justo cuando el último soldado estadounidense abandonara Afganistán. Para ello traía su cámara. Y, pocos días después de que los talibanes proclamaran la reconquista de Kabul, el 31 de agosto de 2021, la encendió. Solo, con su equipo, en medio del resurgimiento de un régimen islamista totalitario. Y grabando durante un año entero. Podía firmar un documental. O su condena a muerte. De hecho, cree que su destino osciló alguna vez hacia la segunda opción. Ganó la primera, también gracias a una especie de pacto con los fundamentalistas: no filmaría lo que ellos no quisieran. Así que el estreno de HollywoodGate estos días en el festival de cine de Venecia ofrece al público una visión exclusivamente íntima e inédita, desde dentro, de los talibanes. Pero, a la vez, un dilema ético: ¿un documental merece un acuerdo con los extremistas?

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta