Laporta disimula los números y mira a Madrid

La asamblea de socios del Barcelona cambió el foco. La mayoría de los compromisarios se olvidaron de que el Barça registró por quinto año consecutivo un resultado operativo negativo —es decir, el negocio ordinario del club sigue en rojo: sin la venta de activos por 800 millones sería imposible entender el beneficio neto de 304 millones—. También se olvidaron de la abultada deuda del club, cifrada en 1.200 millones, a lo que hay que sumar otros 1.500 millones para la construcción del nuevo estadio. “Una losa”, según Eduard Romeu, vicepresidente económico de la entidad azulgrana. La mirada de los compromisarios se puso en el caso Negreira y en la nueva frase estelar en el barcelonismo: “madridismo sociológico”.

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta