La tormenta perfecta de Madrid cuando llueve tiene una explicación

Este jueves llovió tanto en Madrid, que hasta Telemadrid contó un chiste. “¿Islandia? No. Calle de Nárvaez de Madrid. Espectacular géiser”. Una enorme columna de agua brotó del suelo en los alrededores de la céntrica zona de Goya, como si de un espectáculo acuático se tratase. No. No era una rotura de una tubería. Tampoco una nueva fuente capitalina. Era, simplemente, un vapor de agua que brotaba de la alcantarilla como si de pronto Madrid fuera un rincón de Islandia. Los coches, eso sí, pasaban como si nada mientras los vecinos fotografiaban y grababan.

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta