La negociación con los partidos catalanes por la Mesa del Congreso anticipa una investidura de máxima tensión

La disputa por el control de la Mesa del Congreso de los Diputados entra en tiempo de descuento y con la certeza de que habrá una segunda parte. El acelerón de las negociaciones políticas para decidir la composición del órgano de gobierno de la Cámara baja marca el camino del trajín que se avecina para lograr una investidura del presidente del Gobierno. La coalición progresista y la alianza de PP y Vox compiten por tomar la delantera. La ecuación está rellena de incógnitas, pero sin Junts per Catalunya no le salen las cuentas a nadie. El primer paso para poder evaluar las ganas del partido que controla Carles Puigdemont se da, esta semana, en la elección de los miembros de la Mesa. El sentido del voto de los siete diputados independentistas dejará pistas de hacia dónde apunta la brújula del mapa político español.

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta