La contundente victoria del Partido Laborista británico en dos elecciones parciales acerca a Starmer a Downing Street

El terremoto electoral ha pillado a Rishi Sunak en Oriente Próximo. La oposición laborista del Reino Unido ha propinado este jueves a los conservadores una derrota contundente e histórica en las elecciones parciales celebradas en las circunscripciones electorales de Mid Bedfordshire y Tamworth. El vuelco del voto anticipa una amplia victoria de la izquierda británica en las próximas elecciones generales, que deben convocarse como muy tarde para enero de 2025 (aunque crece la sospecha de un adelanto electoral en primavera). El primer ministro intentaba ejercer de estadista en Israel, Arabia Saudí y Egipto, para contribuir a rebajar la tensión en la zona, mientras su propio partido empieza a convertirse en un hervidero.

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta