La batalla por el salario mínimo divide a Italia

Italia es uno de los pocos países europeos que no tiene un salario mínimo interprofesional. Desde hace unos meses, la cuestión ha vuelto al centro del debate político, acompañada de la necesidad de aumentar los sueldos, estancados desde hace tiempo y asfixiados ahora por la inflación. La oposición está presionando al Gobierno de Giorgia Meloni para que fije un salario mínimo de nueve euros por hora, pero el Ejecutivo se muestra reacio. Ambas partes solo están de acuerdo en la descripción del panorama: los sueldos llevan siendo demasiado bajos mucho tiempo, el poder adquisitivo de los trabajadores es cada vez menor y hay que hacer algo sin demora.

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta