Jugar, luchar y ganar

No me gusta el fútbol. Sin embargo, aquí estoy, en pleno agosto, acompañada de cuatro jóvenes, viendo y animando a la selección femenina de fútbol en la final del Mundial. Unos jóvenes que hasta hace unos años no daban un duro por las chicas que jugaban, siendo todos ellos jugadores de equipos federados muy inferiores. Pero este verano han seguido todo el Mundial, se saben los nombres de todas las jugadoras que componen el combinado español y el de muchas de otras selecciones. Esta descripción, por sí sola, es éxito de estas mujeres que, precedidas de otras muchas jugadoras que intentaron hacer de su pasión por el fútbol su profesión, han conseguido que hoy muchas personas, incluso, las ajenas a dicho deporte, estemos pendientes de la final. Un éxito… aunque hubieran perdido.

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta