Gracias por la música: la relación creativa entre la industria de la moda y las estrellas del pop alcanza nuevas cuotas de expresión

Nadie recuerda (o quiere recordar) ya aquel momento, pero habría que rememorarlo más. Porque fue el principio de lo que le ha pasado al negocio del vestir en la última década. De lo bueno, poco. De lo malo, casi todo. Ocurría en noviembre de 2013, durante la entrevista con Kanye West en una FM que sirve hits para el área de Nueva York. “Creen que no soy consciente de mi poder. ¡No saben hasta dónde estoy dispuesto a llegar!”, atronó el rapero. Estaba promocionando la gira de su nuevo álbum, Yeezus, pero se ve que había ido a hablar de su contribución a la moda, que hasta la fecha pasaba por unas zapatillas para Nike y ropa para Margiela. Entonces contó sus múltiples intentos para ser recibido por el director ejecutivo de Louis Vuitton, pero la única respuesta fue “de una soberbia que no es de este mundo. Me dijo: ‘No entiendo la necesidad de reunirnos contigo’. Pues te voy a explicar por qué necesitas reunirte conmigo: gente de Nueva York, dejad de comprar Louis Vuitton desde ya mismo. ¿Quieres ahora reunirte conmigo?”. La llamada al boicoteo no sería para tanto, pero algo removió en la firma de lujo más popular del planeta.

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta