Francina Armengol, más que un guiño a la España periférica

Francina Armengol (Inca, 52 años) es el ejemplo claro de que en la vida, y menos en la política, no se debe confundir el buen carácter con la debilidad. Representante del ala más progresista del PSOE y de la España periférica que salió al rescate de Pedro Sánchez en las elecciones generales del 23-J, la nueva presidenta del Congreso ha iniciado su mandato como tercera autoridad del Estado con un anuncio demandado desde hace años por los partidos nacionalistas: el uso de las lenguas cooficiales en el Parlamento como ya sucede en el Senado. Una condición que el partido de Carles Puigdemont exigía a cambio de su apoyo vital —antes de que PP y Vox se enzarzaran en el último capítulo de su tormentosa relación— a una mayoría progresista en la Mesa del Parlamento.

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta