Fin a 87 años de duelo con la entrega de los restos de 12 víctimas de Franco

El 20 de agosto de 1936, en los albores de la Guerra Civil, los falangistas se los llevaron maniatados y a culatazos de sus casas en Pajares de Adaja y Navalmoral de la Sierra (Ávila) antes de asesinarlos. Sus cuerpos fueron arrojados a un pozo seco del que, en 1959, fueron extraídos y llevados, sin consentimiento de sus familiares, al Valle de los Caídos —hoy de Cuelgamuros—. Ochenta y siete años después del crimen, los herederos de esas 12 personas —11 hombres y una mujer— exhumados e identificados el pasado junio en el mausoleo franquista en cumplimiento de la Ley de Memoria Democrática, recibieron sus restos. Cerraban así el duelo tras un sinfín de obstáculos jurídicos por grupos franquistas y antimemorialistas pero también por el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial (PP), municipio donde se ubica el gigantesco monumento erigido por la dictadura para exaltar a Franco tras su muerte.

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta