El presidente bávaro mantiene en el puesto a su segundo pese al escándalo del panfleto nazi

El escándalo que ha provocado en Alemania la noticia de que el vicepresidente bávaro, Hubert Aiwanger, distribuyó en su juventud un panfleto antisemita con lenguaje nazi se zanja de momento sin dimisión ni cese. El presidente bávaro, el conservador Markus Söder, anunció este domingo que mantiene en el cargo a su número dos, que además es ministro de Economía de este land y líder del partido Electores Libres (Freie Wähler), con el que gobierna en coalición la Unión Social Cristiana (CSU) de Söder.

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta