El nuevo trastorno laboral se llama sisifemia: ambición obsesiva, estrés crónico y cansancio patológico

Existen decenas de palabras y anglicismos —freelance, engagement, networking— para reflejar las dinámicas laborales del siglo XXI. También los males asociados a ellas: alguien es workaholic cuando trabaja en exceso, alguien sufre burnout por el estrés y cansancio acumulado tras años de vida laboral. Pero no existía todavía un término que definiera la obsesión, derivada de la ambición, la autoexigencia y el perfeccionismo, de querer hacerlo todo bien en el entorno laboral. Una tendencia, peligrosa, que puede acarrear graves consecuencias para la salud mental, y también física. Se llama sisifemia, y acaba de ser identificada por José Manuel Vicente, director de la Cátedra de Medicina Evaluadora Pericial de la UCAM.

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta