El hijo del dueño, mal negocio para Aston Martin

Probablemente se veía venir que el peor negocio de Lawrence Stroll, el magnate canadiense que creó un imperio de la moda valorado en cerca de 3.000 millones de euros sería consecuencia de un vínculo emocional. Y pocas ataduras hay más potentes que la de un hijo. En este caso se trata de Lance, compañero de Fernando Alonso en Aston Martin, que desde 2020 está en manos de un consorcio liderado por su padre.

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta