El cóctel que ha logrado recortar las horas extra que no se cobran: más inspecciones de Trabajo y menos actividad

Varios equipos de inspectores de Trabajo y Seguridad Social irrumpían de forma coordinada el pasado noviembre en las sedes madrileñas de las cuatro grandes empresas de consultoría —Deloitte, PwC, KPMG y EY— conocidas como las big four. El objetivo era comprobar si cumplían con las obligaciones legales en materia de horarios y jornada de trabajo, incluidas la obligatoriedad de mantener un registro diario de jornada y abonar o compensar las horas extra. La redada sirvió para confirmar lo que era un secreto a voces: jornadas de trabajo de más de 12 y 14 horas por parte de un buen número de sus empleados que no recibían nada a cambio. Los expedientes finales de esta investigación aún no son oficiales, pero se prevé una liquidación por horas extra no pagadas que podría rondar los 700.000 euros y sanciones que podrían ser ejemplares, sobre todo, para que tengan un efecto disuasorio para el resto de las empresas y sectores.

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta