Davos no quiere que sepas dónde vivió Kirchner

Hoy en día es casi imposible recorrer una calle de cualquier ciudad y no dar con una fachada en la que se anuncie que aquí vivió un poeta, que aquí nació un portero de fútbol o que aquí se inventó el chocolate. En este bar NO estuvo Hemingway. En este balneario se relajó Grace Kelly. En este banco se sentaron una tarde James Joyce y Nora Barnacle. En esta mesa leyó Stefan Zweig el periódico durante un invierno. Es una tendencia al alza, aunque no todos los lugares son partidarios de ella.

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta