Carlos Sainz marca el ritmo de la noche en el GP de Singapur con una victoria de cirujano

Carlos Sainz avisó el sábado, en Singapur, nada más adjudicarse su segunda ‘pole position’ consecutiva después de la que se había apuntado dos semanas antes, en Monza. “Estoy en mi mejor momento desde que llegué a Ferrari”. El domingo, el español confirmó esas sensaciones al llevarse su segundo triunfo en la Fórmula 1, gracias a una gestión impecable de una carrera históricamente delicada, no solo por el agobiante sofoco ambiental, sino también porque transcurre por un estrechísimo pasadizo abrazado por muros. Sainz aprovechó el incomprensible gatillazo de Red Bull y Max Verstappen (finalizó el quinto), penalizado por la decisión de su equipo de rebajar la altura de su RB19, convertido en un potro de tortura más que en el búfalo rojo que hasta ahora campaba a sus anchas allí por donde circulaba.

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta