Auge y caída de Orlando Bloom: el actor destinado a reinar en Hollywood que se hartó de verse en pantalla

“Y cuenta con mi arco”. Esas son las únicas palabras que el elfo Legolas le dirige directamente a Frodo Bolsón durante las nueve horas de metraje que conforman la trilogía cinematográfica de El señor de los anillos. Un discurso escueto, pero suficiente para que el arquero fuera un activo vital en la salvación de la Tierra Media y para convertir a su intérprete, un veinteañero sin experiencia frente a la cámara, en todo un sex symbol generacional e icono global. Tan meteórica fue su aparición que se ganó ser considerado como el “Errol Flynn de nuestra época”. El cielo era el límite para un Orlando Bloom (Canterbury, 46 años) que, sin embargo, no pudo ―o no quiso― corresponder jamás a las expectativas de referente del Hollywood del siglo XXI que se posaron sobre su figura y que vio cómo los titulares sobre él se mudaban a las páginas de la prensa rosa. Ahora, cuando se cumplen 20 años del estreno de la primera entrega de Piratas del Caribe y de El retorno del rey, clímax indiscutible de su fama, el británico regresa a la pantalla dispuesto a que su nuevo trabajo refresque la memoria de todos aquellos que bebían los vientos por ver el rostro del actor monopolizando la cartelera.

Seguir leyendo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta